20 de Junio

El día 20 de Junio conmemoramos el fallecimiento del “prócer de próceres”, Don Manuel Belgrano.

En su libro “HISTORIA DE BELGRANO Y DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA”, Bartolomé Mitre nos habla de un Belgrano “que prolongó su acción en la posteridad, siendo humildemente y perseverantemente apóstol, combatiente y jornalero, regando con su sudor el campo de la labor humana, en los combates, en los consejos de gobierno, en las páginas del periodismo y hasta en el tosco banco de la escuela primaria, muriendo en la oscuridad y en la pobreza”.

El 24 de Septiembre de 1873 fue inaugurada su estatua de bronce en la Plaza de Mayo, bajo la Presidencia de Domingo Faustino Sarmiento. La misma muestra a un Belgrano que, cabalgando, sostiene una bandera argentina. En el discurso inaugural, Bartolomé Mitre expresó:

Este es el tipo ideal del héroe modesto de las democracias, que no deslumbra como un meteoro pero que brilla como un astro apacible en el horizonte de la patria, como brillan los nombres de Washington, de Guillermo Tell, de Guillermo de Oran, de Hampden, de Lincoln, que no fueron grandes genios y que en nombre y en representación de los buenos y de los humildes de todos los tiempos y todos los países, han sido aclamados grandes, con el aplauso de la conciencia humana y de la moral universal”.

A continuación, al formular este juicio histórico en presencia de la estatua, la saludó diciendo:

“General Belgrano, en nombre de los presentes que te aclaman en este momento desde el Plata hasta los Andes, en nombre de los venideros, que se inclinarán con respeto y simpatía ante tu noble imagen, yo, tu humilde historiador y uno de tus hijos agradecidos, te saludo grande y padre de la patria, como precursor de nuestra independencia, numen de libertad, genio de bien, modelo de virtudes cívicas; vencedor de Tucumán, Salta y las Piedras; vencido en Vilcapugio y Ayohuma; que vivirás en la memoria y en el corazón de los hombres, mientras la bandera argentina no sea una nube que se lleve el viento y mientras el nombre de nuestra patria, pronunciado por millones de ciudadanos libres, haga estremecer el bronce!”

De él puede decirse:

“Fue grande sin pretenderlo y encontró la gloria, sin buscarla, en el camino del deber”

 

Susan Capalbo

Principal