Etiquetas

, ,

Malvinas Argentinas

 

“Las Malvinas son Argentinas” . Qué sentimos los argentinos al respecto? Se trata solamente de un slogan que hemos escuchado y repetido desde nuestra escuela primaria? Estamos realmente identificados con el mismo? Estamos preparados para defenderlo?

Estos interrogantes llaman a la reflexión de  la significatividad del sentimiento de pertenencia , del patriotismo bien entendido, del conocimiento de la realidad histórica y geográfica de la Islas Malvinas que determinan que SI, SON ARGENTINAS!!

                     Tenemos que concientizarnos sobre la legitimidad  del reclamo diplomático pero a la vez buscar el reconocimiento del resto del mundo a través del respeto que los argentinos debemos generar , la imagen que debemos dar, la presencia que debemos tener internacionalmente. Somos ciudadanos de un mundo que abre sus fronteras y nos acoge y al que debemos integrarnos sabiendo representar a nuestro país con sabiduría, honestidad, respeto por la diversidad y humildad. La humildad de los pueblos jóvenes que aprenden de los milenarios , aceptan sus culturas en su propio provecho y dejan su sello de juventud con dignidad y patriotismo.

La educación es uno de los caminos que como nación debemos utilizar para lograr el reconocimiento de nuestros valores como pueblo y a través de ellos gestionar la legitimidad de nuestro reclamo buscando el reconocimiento de lo que nos pertenece como legado natural .

Sabemos que “la violencia genera violencia” y también y a conciencia entendemos que “las guerras pertenecen a los gobernantes, no a los pueblos” . Nunca un pueblo define una guerra, ni la busca, ni la organiza, ni la desea. Nuestro pueblo se vio inmerso en una guerra que nos confundió, que no entendimos del principio al fin, de la cual hoy quedan nuestros honrosos veteranos, sufridos, valientes, marcados por la vida en su mayoría a una edad en que están despertando a la misma.

30 años de aquellos hechos que han dejado dolorosas huellas en nuestra nación. Que la memoria ilumine a nuestros gobernantes para que nunca vuelva a repetirse, para que no se escatimen esfuerzos diplomáticos en el justo reclamo, pero también en la formación de un pueblo sano, sabio y honesto. Ese es el camino. Como siempre, desde la convicción, generando el espacio que la educación debe tener en la historia de los pueblos, en su crecimiento, en su prosperidad, en su afianzamiento en el mundo.

Y el día 2 de Abril… hagamos un alto. Por un minuto tan solo y en homenaje a los que nos representaron en la cruenta guerra acontecida….con convicción y la mano en el corazón digamos:

“LAS MALVINAS SON ARGENTINAS”

 

Susan Capalbo

Directora General