Etiquetas

, , , ,

A  55 años del fallecimiento de Sarmiento, en 1943, la Conferencia Interamericana de Educación se reunió en Paraná y estableció el 11 de Septiembre como fecha  indicada para festejar el Día del Maestro en toda América.


Remontándome a mi niñez recuerdo los momentos previos  para “el acto del Día del Maestro”, la biografía de Sarmiento, las poesías, el himno, los obsequios para mi “Señorita” y las escenografías del salón de actos. En el telón principal observaría el  serio retrato del Gran Maestro con tantas profesiones que en mi raciocinio de niño no lograban encajar ya que no podía entender como había hecho para ser maestro, periodista, escritor, estadista, autor de ensayos sociológicos, militar y hasta presidente del país. Sin embargo su legado a la Educación Argentina, a través de mis maestros, hizo que con el paso del tiempo lo pudiera comprender. Llevó adelante su vocación de superación continua a través del estudio.

Gracias a Sarmiento y a aquellos maestros en todas las etapas de mi formación que supieron transmitírmelo y ayudarme a aprehendérmelo significativamente, hoy,  celebro el estudio, la lectura, la argumentación, el acuerdo y también el desacuerdo sustentado por la preparación, formación y respeto.

Celebro de corazón su legado, haciendo un capítulo aparte para las ideas con las que pudiese acordar o no, sin embargo hoy es posible que yo escriba y que alguien lo lea, por el amor que Sarmiento le dedicó a la instrucción formal.

Originario de uno de los lugares mas pobres en la Pcia. de San Juan allí por Febrero de 1811 y cerca de una histórica higuera comienza a delinearse formalmente la historia de nuestro Gran Maestro. Apenas a sus cuatro años, su padre y su tío ya le habían enseñado a leer y escribir, marcando en el ya un futuro ineludible. Desde los dieciséis años cuando se gradúa como maestro formal hasta el día en  su paso a la inmortalidad contribuyó desde varios ángulos la Educación.

A través de una de sus frases mas conocidas “Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización.” los invito a celebrar el amor por el estudio… por la educación.

Daniel Villaverde

Director de E.P.