Etiquetas

, , ,

¿Por qué elgimos el nombre San Patricio para nuestro Colegio?

 San Patricio

El nombre de una Institución Educativa proyecta, mas allá de sí mismo, un perfil de trabajo aúlico y comunitario. En la historia de San Patricio, Santo Patrono de Irlanda, hemos encontrado la representatividad de nuestro Ideario.

La vida de San Patricio se caracterizó por su incesante obra educadora con los jóvenes, en una tierra donde la sangrientas luchas internas despoblaban a los grupos humanos convirtiendo en desierto a las extensas llanuras gobernadas por los señores feudales. De pie con su cayado blanco, a la joven edad de 20 años, San Patricio recorrió cada lugar, cada rincón, llevando su palabra de amor y de unión entre los hombres.

Él no hablaba de religión. No invocaba el nombre de la Iglesia, sólo daba su mensaje de amor y unidad. Proclamaba que la educación era el único medio de concientizar a las personas sobre sus propias capacidades, sus derechos y deberes y sus proyección trascendente.

Mas allá de su canonización, de los símbolos que lo rodean en las imágenes de su alegoría: el cayado, símbolo de su peregrinar, y el trébol, símbolo de la Santísima Trinidad y las tres virtudes cardinales:Fe –Esperanza – Caridad, San Patricio fue un ser humano como nosotros, que predicó la unión de los hombres a través de la Educación y de la formación en los VALORES.

La Escuela de hoy, destinada a formar ciudadanos del tercer milenio, tiene una misión humanística que va más allá de su misión específica, ya que como institución trasmisora y creadora de la cultura no puede limitarse a desarrollar solamente contenidos, debe también desarrollar valores fundamentados en el Respeto, la Igualdad y la Justicia, sin olvidar que el verdadero sentido de la educación se logra en la inserción social (ser con los otros) del educando. El dominio de los saberes intelectuales y la formación de la persona espiritual desarrollados y equilibrados. Se trata de potenciar las capacidades intelectuales y personales para que los alumnos puedan ocupar un rol protagónico en el mundo globalizado del tercer milenio.

San Patricio ha realizado una obra que trasciende las fronteras de las creencias religiosas e ideologías políticas por la cual se adecúa a un colegio que, laico en su concepción, acepta la diversidad de cultos. El relativismo cultural es un saber pedagógico que se trabaja desde lo actitudinal: el respeto hacia las diferencias de razas, de ideas, de religión, son saberes que se traducen en hechos concretos de la vida cotidiana.

San Patricio sin duda logró casi imposibles porque su meta era la formación del ser humano. El SER en sí mismo. El SER con los otros. Por ello Nuestra Institución lleva su nombre, su historia es nuestra guía, sus enseñanzas nuestro camino y sus valores nuestra meta.