Etiquetas

, , ,

Estadista, periodista, educador y sociólogo, Domingo Faustino Sarmiento fue, sin duda, “el gran Maestro”.

Polémico, controvertido personaje de la historia cuyo legado hace aún honor a su capacidad y visión de avanzada para su época.

Escudriñando en los entretelones de su actuación se descubren aspectos que lo muestran como un precursor de los que hoy son pilares de la integración social y la cultura nacional y universal: El idioma inglés que une los pueblos a través de su práctica y la tecnología como herramienta de comunicación de extensión planetaria.

En el año 1874, cuando se inaugura el cable transoceánico entre Argentina y Europa estableciendo nuevos lazos entre los pueblos, Sarmiento en su discurso habla de conformar un mundo unido a través de este medio. Con su famosa frase de “una sola familia, un solo barrio”, anticipa lo que se transformaría en “la gran aldea global”.

Sarmiento fue un luchador aguerrido, por momentos empecinado en sus creencias y en sus decisiones pero abierto al cambio que proponía a través de una educación diferente.

Vislumbró la importancia del aprendizaje de la lengua inglesa y su actuación en la Universidad de Harvard le valió el reconocimiento del gobierno de Estados Unidos que, en el año 1972, erigió un monumento en su memoria en la Av. Commonwealth de la ciudad de Boston . Asimismo se declaró el 11 de Septiembre, fecha de su fallecimiento, Día del Maestro en todos los países del continente americano.

Sarmiento sostenía que la educación era el instrumento fundamental para el progreso de los pueblos, para la integración e igualdad de oportunidades de los hombres , dando a la mujer un lugar preponderante en el marco de la cultura y la educación.

Por ello hablaba de la “educación universal”, la que generaría paz, la que dominaría al mundo con lazos de fraternidad.

Autodidacta, Sarmiento luchó por implementar políticas educativas que llevarían al país a combatir el analfabetismo a sus últimas consecuencias. Tal cual reza su himno, luchó “con la espada, con la pluma y la palabra”. Murió el 11 de Septiembre de 1888 dejando las semillas de lo que sería la educación en un mundo sin fronteras que aún hoy, los educadores del Siglo XXI reconocemos como un valor universal.

 

GLORIA Y LOOR HONRA SIN PAR

PARA EL GRANDE ENTRE LOS GRANDES

PADRE DEL AULA

SARMIENTO INMORTAL

 

Susan Capalbo

Principal