Etiquetas

, ,

confianza-img

Francisco Alvarez, 1° de Marzo de 2017

Estimadas Familias:

18 años se cumplen del primer inicio de Ciclo Lectivo de nuestro colegio, y una realidad muy diferente es el marco actual de esta bienvenida. En la distancia se observa un importante camino recorrido… y a través de él, cuando lo ensombrecía alguna dificultad … siempre un padre o una madre de nuestros alumnos nos estimulaba a seguir… con confianza, con fe, con la convicción de haber elegido “el colegio deseado” para sus hijos. Ningún logro habría sido significativo si no hubiésemos tenido el constante aliciente de nuestros padres, fundadores algunos, otros que fueron sumando sus esfuerzos para lograr este colegiomaravilloso que hoy tenemos. Junto a ellos, el accionar docente, los directivos, maestranza, toda la comunidad educativa que nutría de esperanza el crecimiento constante y duradero del colegio y como centro los promotores de todo accionar, nuestros alumnos.

“Y así pasan los años…” como dice una vieja canción, hoy somos testigos de lo que significa el trabajo con convicciones, el esfuerzo en pos de un ideal, la energía direccionada a cumplir un sueño, la fe en el poder interior de cada uno, la vocación por la docencia, la solidaridad en cada gestión y en cada paso por y para el otro, una suma de voluntades, esfuerzos y luchas que llegan al logro máximo de la meta que se alcanza…. retomando el camino para volver a empezar.

Queridos Papás… comenzamos el año 18 de nuestra vida institucional con una convocatoria hacia la “Confianza”.

Confiar en el otro significa cerrar los ojos y tener paz interior respecto de ese ser que tenemos al lado. Confiar en el colegio que eligieron para sus hijos es el principio de una relación duradera que se fortalecerá con el paso de los años y nos llevará a una mayor comprensión y empatía que redundará en el bienestar de sus hijos.

Tenemos por delante nuevos proyectos, actividades, celebraciones y eventos a lo largo del año escolar para compartir, pero lo más importante es nuestra relación en el día a día. Que el “respeto” sea la base de la misma, la “sinceridad” el ejemplo de nuestro accionar ante sus hijos, la ”concordia” el móvil de nuestros movimientos como institución y familia, en suma, la “confianza que genera unión”.

Nuestra Patria nos necesita como sociedad sana, pacífica y pensante.

Nuestros hijos y nietos nos necesitan como ejemplo de honestidad, esfuerzo en el estudio o en el trabajo, dedicación y amor por nuestra tarea.

Es nuestro deber responder a sus requerimientos y necesidades, no defraudarlos, darles seguridad y tranquilidad… en suma, enseñarles que se puede confiar sabiendo que en nosotros está la fortaleza de ser dignos, a la vez, de esa confianza.

Seamos el ejemplo que ellos necesitan, el modelo verdadero a emular, el estímulo hacia su propia superación.

Queridos Papás… ardua tarea nos espera! Pero maravillosa por tratarse de la educación de sus hijos, nuestros queridos alumnos. Comencemos el año con optimismo y fe en nosotros mismos para poder transmitir a ellos la confianza y seguridad que necesitan. Démosle una vez más, la mano…. Sin importar la edad… niños o adolescentes, TODOS nos necesitan para poder descubrir los designios de su vida y de su propia personalidad.

Con el mayor de los afectos,

Susan Capalbo

Principal

Anuncios